Sexo, orgías, chiflos y cochineces

Vale, ahora me siento mal. El título quizá no acabe de tener relación con el tema a tratar, puede, pero os conozco y si no hay carnaza no le dais a abrir… y eso tiene algo de relación con el título real: “El prosumidor responsable”. ¿A que si pongo eso no hay ni click ni ná? ¡Espera! ¡No cierres! Prometo que es interesante. Y por si no lo fuera, pondré cosas erótico-festivas entre medias…

Punto de partida: una trifulca con Booking.

Resulta que, hace un año, unas amigas y yo nos juntamos delante de una tablet y vimos que había un buen hotel en el centro de Lisboa el finde siguiente a un precio muy muy muy inmejorable. ¿Vamos?. Vamos. Reservamos, cogemos el coche, y cuando vamos por Extremadura nos llama un teléfono #vetetúasaberdedónde y nos dice que era bromita. Vaya, que había ocurrido un fallo en Booking y el hotel estaba en overbooking (jeje) y no teníamos dónde caernos. Peeero. Sí. ¿Y dónde?. Bueno, ahí os apañéis. ¡No!. Vale, os damos un hotel en Matalascañas. No; mejor buscamos un hostalucho y os pasamos factura. Vale.

Es una historia muy larga que se resume en: búsqueda hasta las 2 de la mañana de hostales por Lisboa, habitación compartida con gente muy rara, envío de facturas, no hay tu tía, reclamación, reclamación, reclamación… Y así durante un año.

Casualmente un año más tarde, en la Plaza de Olavide (merecido homenaje) hago que compartan cañas una de las amigas de Lisboa con una amiga del máster que se ha especializado en redes sociales. Al hablar del tema, la conclusión es clara: escribidles por Twitter.

Escribimos tweet y 48 horas más tarde del tuit (un año más tarde del envío de facturas) el dinero estaba en nuestra cuenta con disculpas incluidas y detalles por doquier.

Calvin Harris para que me sigáis haciendo casito
Calvin Harris para que me sigáis haciendo casito

Y otro tema a tratar: Belén Esteban

¡En serio! ¡Esperad! Veréis cómo todo tiene relación al final.

Lo peta. Esa señora lo peta en la tele. Todo el mundo sabe quién es, muchos le admiran. Y Sálvame dura horas y tiene una audiencia increíble. Y premiamos la incultura. ¡La subvencionamos!

Nos quejamos del mal periodismo, que consumimos.

Nos quejamos de una mala política, sobre la que no nos informamos.

Tenemos acceso a 100.000 veces más información que hace pocos años y jugamos compulsivamente al Candy.

¡Qué barbaridad lo de las condiciones de trabajo en Asia!, pero aquí todo el mundo compra en Mulaya.

Pobres agricultores y ganaderos… ¡que los políticos hagan algo! yo oraré por ellos mientras compro a distribuidoras por dos duros.

¿Y qué tienen que ver las reclamaciones efectivas en redes sociales con Belén Esteban?

Está claro. Pero antes:

Para que nadie se enfade. ¡Venga que ya llega el final!
Para que nadie se enfade. ¡Venga que ya llega el final!

A ver. A veeeeer. Que a todos nos gustan el jijiji y el jajaja, el postureo y salir guapos en las fotos. Hasta el mismísimo Aristóteles se atusaba la barba y se echaba el pelete para delante antes de salir de casa. Quiero decir con esto, que el ser humano es simplón y superficial por naturaleza y ¡ojo! eso está fenomenal. Peeeero…

Ahora tenemos un poder que nunca antes habíamos tenido. Las empresas, su imagen, o sea sus ventas, y por lo tanto ellas mismas, dependen de nosotros. Y nosotros no estamos dispuestos a asumir esa responsabilidad, porque es mucha. Y quejarse es mucho más instantáneo y divertido que asumir una responsabilidad.

Empezamos a ver las ventajas de la interactuación directa con las empresas, y utilizamos nuestro “poder” (mayor o menor dependiendo de tus followers y tu klout, que tampoco íbamos a igualarnos a cero) para protestar, pero no para ser corresponsables, aun más de lo que lo hemos sido siempre.

Y ya dejo de escribir, que me acaban de dar vida en el Candy. Pero, ¡eh!, ahí lo dejo…

Anuncios

4 comentarios en “Sexo, orgías, chiflos y cochineces

  1. Viva!! x fin nos hiciero caso!! … menos mal que sigo el blog 😉

    Viva Twitter y la amiga especializada en redes sociales!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s